Los cristianos en la guerra

Misil

http://www.bbc.co.uk/spanish/specials/images/1052_irak_guerra/3134739_timeline4.jpg

Los religiosos protestantes en Estados Unidos (no todos pero sí la gran mayoría) votaron contra Obama. Se alinearon con el candidato de Bush, uno de los presidentes más reaccionarios de la historia.

Cuando digo reaccionario me refiero no solo a oponerse al cambio inevitable de la sociedad y al avance progresista de la historia, sino también al caminar hacia atrás. Eso fue la Administración Bush y aunque el candidato republicano (¿cómo se llamaba, hombre?) quiso deslindarse de él, le fue imposible y quedaron indisolublemente ligados en la derrota.

Esta entrada no va a ser un recuento de los errores garrafales de Bush; creo que no es necesario puesto que todo el mundo, incluido Bush, están conscientes de que la imagen de su administración fue en abono directo a la popularidad de Obama. La sociedad reclamaba un cambio y Barak lo capitalizó (justo como lo hizo Fox en México en el 2000).

Pero el punto de hoy es que los que asisten a iglesias no católicas se aglutinaron en torno al candidato que iba a perder. Y no solo el día de la elección sino que en toda la gestión de Bush estuvieron apoyando sus barbaridades guerreras. Los protestantes se alinearon a favor de la guerra, las matanzas en Irak, las torturas a los prisioneros. En definitiva, los mensajeros de Cristo estuvieron levantando la bandera de Satanás.

Ni siquiera nos preguntaremos si los cristianos deben apoyar la invasión a tal país o más simplemente, estar a favor de la guerra. Uno de los valores fundamentales del cristianismo es el pacifismo, ser pacificadores, no guerreristas. Al hacer lo contrario, los evangélicos se colocaron en la corriente que se opone al cambio: miles de años de historia de la humanidad han probado que las guerras en lugar de significar un avance no son sino el negocio de unos cuantos. Siempre ha sido así. El cambio es hacia delante: no a la guerra, sí a la negociación.

El hecho es importante porque confirma una tendencia: la mayoría de las personas en el mundo irán calificando a los evangélicos como gente retrógrada, guerrerista y peligrosa, indeseable. No todos son así, repito, y qué bueno, como se vió en el triunfo de Obama.

Guerra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s