ALGO SOBRE LUCIO

lUCIO NIÑA

http://www.jornada.unam.mx/2007/06/27/fotos/a10n1esp-2_mini.jpg

Esta semana, el 2 de diciembre, se cumple otro aniversario de la muerte del Profr. Lucio Cabañas Barrientos, ocurrido en 1974 en el Otatal, Tecpan. Es menester no dejar pasar desapercibido esta fecha independientemente de la opinión que se tenga sobre él.

Para muchos de mi pueblo, no hay nada que agradecerle a Lucio ya que la época brutal de represión que sufrió la sierra de Atoyac se debió a Lucio. Por el contrario, había que recriminarle eso. Para otros, muchos menos, Lucio es un héroe, un revolucionario, un mexicano digno de recordarse y con principios a emular.

En Atoyac hay un obelisco a Lucio y allí se dan cita en esta fecha muchas organizaciones de personas comprometidas con la lucha social en el país. También hay organizaciones que son casi membretes que lucran política y económicamente con el nombre de Lucio. En esta ocasión la exregidora Rocío Mesino está invitando a una celebración, es seguro que también estén los del comité Lucio CCLB de Arroyo, los de la Col,. Ma Isabel Gómez (mártir del 67) y algunas otras organizaciones que no portan el nombre de Lucio pero lo reivindican. También vino David Barrientos, hermano de Lucio pero se llevó la celebración a El Cayaco, porque allá pasó Lucio su niñez.

Es necesario decir que todos estos homenajes a Lucio son solo de unos cuantos y que el grueso del pueblo no participa. Pero n participa no porque no esté de acuerdo con Lucio sino por apatía, porque siempre el pueblo necesita una vanguardia que lo mueva. Así ha sido siempre. En la independencia Hidalgo y su grupo dirigieron la lucha; en la revolución Villa, Zapata, tantos otros. Es claro que el pueblo en sí no tenía una buena imagen de estos líderes guerrilleros. Pero muchos se enrolaron en la revolución por la dinámica misma del movimiento.

Es necesario que el pueblo mexicano recuerde a Lucio porque la historia debe recordarse para no cometer los mismos errores. Una lucha por cambiar a una directora de una escuela se convirtió en una lucha que se planteó la revolución en un país.

Y sí, gracias a esa lucha, a esos muertos, a esos desaparecidos, Atoyac fue tomado en cuenta y muchos caminos de la sierra fueron arreglados, se invirtieron recursos en el Estado de Guerrero y en general se atendió a las clases desposeídas. Fue una fuerte llamada de atención.

Hoy las condiciones de pobreza han empeorado y una muestra de ello son las varias casas de empeño que hay en el pueblo. En lugar de combatir la pobreza, se han aumentado los impuestos que repercuten finalmente en el consumidor. Se requiere un nuevo llamado de atención a las clases poderosas de México pero no por que uno quiera, no por voluntarismo. Es que las condiciones en que vivimos hacen necesario cambiar, avanzar.

Lucio Cabañas está ligado a la historia de Atoyac. Está ligado al proceso de cambio. Es un referente indispensable para el recuerdo de que por muy humilde que sea uno, siempre se debe ser un mexicano digno.

Lucio guerrillero

                          http://tlapa.files.wordpress.com/2009/10/lucio-cabanas.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s