El partido único

hitler_7

http://www.biografiasyvidas.com/monografia/hitler/fotos/hitler_7.jpg

Comprensión de lectura de Partidos y sistemas de Partidos; Sartori, G.(2005); España, Alianza editorial.

EL PARTIDO COMO UN TODO

La no existencia de partidos contra el unipartidismo

Un partido es una parte de un Todo. El Todo tiene más de una parte; de lo contrario el Todo sería compacto, sin partes. Parte implica pluralidad, porque significa que hay más partes. Los partidos políticos solo pueden existir en sistemas basados en el pluralismo político.

En contradicción con lo anterior existen Estados que tienen un solo partido. En esos casos el partido no es una parte sino que se identifica con el todo. Eso no es lógico. O se es parte o se es todo. Sin embargo, existen los Estados unipartidistas.

Estos partidos únicos empiezan a concretarse después de la primera guerra mundial, en el período que va de 1920 a 1940 y se son principalmente el partido soviético en Rusia, el nazi en Alemania y el fascista en Italia.

Si pese a ser una contradicción en la que el Todo es un pseudotodo y el partido es un pseudopartido estos existen ¿qué es lo que explica su aparición y su permanencia? Por otra parte, siendo que a estos Estados parece importarles poco la cuestión democrática puesto que un solo partido implica el no pluralismo, ¿por qué tener un solo partido en lugar de no tener a ninguno?

La no existencia de partidos bosquejada en la pregunta anterior tiene dos modalidades: 1), el Estado sin partidos y 2) el Estado antipartido. En el primer caso se tra de sociedades tradicionales que están en la fase previa a la aparición de los partidos políticos; son comunidades políticas que no se han modernizado. En el segundo caso, Los Estados han optado por suprimir a los partidos existentes y han adoptado una actitud antipartido como sucede en las sociedades en proceso de modernización y por lo tanto, subdesarrolladas. Se trata de regímenes militares y son provisionales (mientras pasan las circunstancias de urgencia y turbulencia social)

Así tenemos que de la sociedad tradicional sin partidos se evoluciona a la modernización del pluripartidismo pero cuando este sistema falla en el control que de la sociedad quiere tener el grupo dominante, se deviene en la supresión de los partidos y, de una actitud primeramente antipartido, se llega a una actitud favorable al unipartidismo. Es por necesidad, pues, la aparición del unipartidismo. Es más fácil controlar a la sociedad si el sistema es unipartidista que si es pluralista. ¿Por qué tiene que ser así?

Las fallas del pluralismo político no son únicas en la explicación de la aparición del unipartidismo. Atendiendo a la historia observamos que en el período entreguerras ya mencionado (1920 – 1940) en la aparición de los unipartidos soviético, nazi y fascista hubo oro factor: en estas sociedades se produjo un hueco, un espacio, que debía ser ocupado. En este punto conviene tener presente la distinción entre el partido político pluralista (una asociación que busca votos para llegar al poder) y una agrupación que sustituye a todos los partidos eliminando la competencia por el poder pero que sigue siendo el enlace entre el Estado y la sociedad civil. Los partidos pluralistas aparecieron en base a la actividad de la comunidad política que logró la ampliación del sufragio. Los partidos únicos aparecen en el contexto de una sociedad politizada. También aquí es necesaria la precisión en estos dos términos: la comunidad política es reducida y la sociedad politizada es la población en general que paulatinamente se entromete en los asuntos de políticas gubernamentales y se politiza. Esta sociedad politizada participa en la vida política del país y es necesaria para el funcionamiento eficaz del sistema. Ciertamente es peligrosa desde la óptica de los privilegiados por el status quo, pero lo es más ser indiferente a ella y no implicarla en el sistema, tomarla en cuenta. Es, además, un despilfarro, porque la acción del Estado se exponencia con una sociedad así. Una comunidad política no puede existir sin una sociedad politizada.

El partido único aparece entonces cuando en la sociedad se ha alcanzado el derecho al voto amplio y los partidos políticos giran en torno al partido de masas. La relación entre estos dos tipos de partidos es la respuesta estructural a la ampliación del voto, a la ampliación del número de participantes, a la sociedad politizada. La función canalizadora se vuelve determinante para el partido que quiera sobrevivir. Mayor numero de demandas, mayor tráfico en el canal.

Esta nueva característica de la sociedad politizada genera un nuevo sistema de partidos: se convierte en un sistema de canalización política de la sociedad. Es aquí cuando el partido único surge como una respuesta a esta necesidad político social, es aquí donde se responde a porqué es mejor un partido que muchos partidos.

Sin partidos la sociedad queda fuera de control y ningún régimen puede permanecer en esta situación insegura e improductiva. Lo que procede es liberar a la sociedad o apoderarse de ella. No puede dejarse a sí misma o esperar que siga dormida e inactiva. El partido único quizá no sea la expresión de la sociedad (en tanto que la sociedad es plural) pero sí puede ser su conducto. Ese es su objetivo: la canalización. Es el puente que han construido los partidos pluralistas para que sea su sucesor.

Pero no es que los partidos únicos hereden una sociedad politizada o que la promuevan, es que les es indispensable mucho más que a los sistemas pluralistas. Ahora la exclusividad es una exigencia y el problema que tienen es cómo justificarla y afirmarla. Sea cual sea su origen (una revolución, por ejemplo) son vistos como regímenes excepcionales o especiales; la legitimidad no les llegará únicamente con el transcurrir del tiempo: hay que demostrar con hechos que el sistema funciona mucho mejor que cuando era pluralista. Si no se puede con hechos, se debe hacer con palabras. Para esto hay que movilizar a la sociedad y esperar de ella incondicionalidad. El instrumento esencial es el partido único que revela entonces su fin: movilizar la sociedad que debe estar politizada pero encadenada a través de un adoctrinamiento monopolístico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s