PASARELA EN EL PRD de Atoyac

Javier Pablo

Se ha verificado la pasarela política del PRD municipal para que la militancia y ciudadanía conozca las propuestas de los diez aspirantes a la candidatura de ese partido a la Presidencia Municipal. En nuestra calidad de ciudadano sin partido y desde la perspectiva de un estudioso de política este es nuestra opinión del evento.

De los diez aspirantes hay algunos que por no tener ninguna trayectoria de lucha ni social ni electoral debieron comprender que carecen de cualquier arraigo para aspirar a la candidatura; otros, precisamente por la trayectoria que tienen y el pueblo conoce, deberían abstenerse de participar. Como sea, allí estuvieron diez flamantes aspirantes. Sobre sus discursos Tony Radilla fue el primero en recibir el rechazo del auditorio debido a lo largo de exposición aburrida y sin respetar el límite de tiempo asignado. En definitiva, no se le vio madera para competir contra el PRI. José Castro Castillo esgrimió su mejor arma: sus “buenas intenciones” y pues creo que todos concordarán que las batallas no se ganan con buenas intenciones. Juan Carlos Pérez tuvo un discurso emotivo casi de autoayuda que es inadecuado en estas lides. Agustín Sotelo inició estridentemente pero suavizó la voz y logró una buena exposición.Rocío Mesino, de larga tradición de luchadora social, expuso con sencillez su propuesta basada en mantenerse en un hombro con hombro con el pueblo. Al final de su exposición tuvo algunos traspiés que se entiende pues el momento y el auditorio era una gran presión.

Javier Galeana mostró serenidad y mucho dominio del auditorio, claro que tiene experiencia pues ha sido Presidente Municipal y Diputado. Además se siente cobijado por el actual gobernador. En definitiva fue una buena exposición. Solo hay una manchita, quizá imperceptible: en su discurso dijo que está “por encima de izquierdas y derechas”, olvidando en ese lapsus que el PRD es un partido de izquierda.

Pablo Solís recibió la mayor aprobación del auditorio con un discurso enérgico y definitivamente de izquierda, identificado con el movimiento de López Obrador. Alcanzó a dar un rasguño a Javier Galeana al expresar que no se aceptarán imposiciones de candidatos desde la gubernatura. Creo que si la encuesta fuera en este momento, entre miembros del PRD, el ganador absoluto sería Pablo Solís. Pero ahí está el quid del asunto y Javier Galeana tiene mucho apoyo en gente que no es del PRD.

Al final, Catarino Secundino rompió el reglamento acordado de no insultarse y dedicó su discurso a atacar a Pablo Solís. De esta manera, los Barbones aparecieron en este momento político precisamente en la manera en que el pueblo identifica a ese grupo jugando además a favor de un candidato que por su propia candidatura. Obviamente, se llevó una rechifla y varios “fuera” . Se evidenció que el ingreso de los barbones a la lista de aspirantes fue con el ánimo de aprovechar la ocasión para hacer el mayor daño posible al que considera su enemigo político.

En conclusión, fue un evento muy bueno para la vida democrática del PRD pues se dio oportunidad a todas las voces de expresar su aspiración. Podemos estar en desacuerdo con la presencia de ciertas personas en esa lista pero eso sí, estamos todos de acuerdo en que todas las voces deben expresarse.